Los problemas de cobertura de la Red en los domicilios particulares, pueden encontrar solución siguiendo algunos sencillos pasos para evitar la lentitud del servicio.

¿Cómo llevar WiFi sin inconvenientes a toda la casa?

La diversidad de dispositivos que se encuentran en el hogar conectados a la misma red local y por lo tanto a Internet, requieren un ancho de banda mayor para evitar cortes o interrupciones. Existen algunas pautas que se pueden seguir para mejorar el alcance y convertir este medio de comunicación en una conexión WiFi más rápida, que son:

 

  • Elección de un punto central: en las ciudades inteligentes se programa este tipo de cobertura, que se puede aplicar en el hogar para potenciar la señal inalámbrica. Dependiendo del lugar donde se instala el router se puede potenciar el alcance de los datos, porque a mayor distancia disminuye la calidad y velocidad de conexión.
  • Obstáculos: son un punto a considerar para el mejor funcionamiento del acceso a WiFi. Se logra un enlace más estable evitando aparatos y muebles, colocando el router lejos de los elementos metálicos para que ayude a rebotar la señal que emite, sin que se pierda por la pared.
  • Selección de canales: lo conveniente es no dejar los bloques de frecuencia al azar, para que las conexiones no saturen los dispositivos, seleccionando un canal libre para mejorar la calidad de este tipo de tecnología.
  • Router modelo AC: cambiar el antiguo modelo por el más actualizado en cuanto a conectividad es lo más aconsejable. Se conecta el equipo al módem de la operadora habitual a través de Ethernet y se activa el nuevo aparato, para que se mantenga la buena conexión. Los modelos compatibles con “WiFi AC” son los que mejor rendimiento demuestran actualmente. Proporcionan múltiples canales que abastecen varios dispositivos al mismo tiempo, mejorando notablemente la recepción de la señal, aumentando la cobertura y sostenibilidad inclusive en zonas exteriores.
  • Amplificador WiFi con o sin PLC: son ideales para instalar porque favorecen la calidad, regenerando la señal al amplificarla. Este dispositivo crea una red propia, que tiene la ventaja de abastecer la conectividad inalámbrica sin necesitar del router principal, con la posibilidad de elegir modelos entre 500 a 600 Mbps. Trabajan detectando la señal y copian los parámetros como protocolos o identificadores de seguridad, aumentando la potencia y ampliando la cobertura en la vivienda.

Busca tu punto y disfruta de una buena conexión wifi, que sobretodo sea segura y de calidad..