La tecnología del futuro sumada a las altas velocidades superiores a las actuales, son el futuro de Internet. La cobertura estará disponible para todos los usuarios pero no sólo para los dispositivos móviles, sino para los electrodomésticos y otros aparatos usados en viviendas inteligentes o ciudades proyectadas con este fin.

Evolución de las tecnologías

En 1990 se creó el primer servidor web considerado como el verdadero origen de la Red, seguido de grandes modificaciones hasta nuestros días después de 25 años con conexiones, usuarios, móviles y tablets que usan 3G y 4G, por ejemplo. Estos cambios que plantean mejoras en el acceso y las conexiones,amplían las posibilidades en los próximos años con sistemas operativos más ligeros. La ciudad inteligente conecta a sus habitantes con el futuro. La transferencia de datos a través del cable permanece, aún frente la conexión a través de router y se siguen proyectando nuevas tecnologías sin conexiones Ethernet, para superar el valor añadido de la velocidad que permite la conexión por cable.

El WiFi ofrece cada vez más capacidad en la latencia y busca seguir ampliando la señal del router, gestionando una mayor cobertura que beneficia al usuario. El objetivo es conseguir que las transferencias se igualen a las que se reciben por cable y evitar la sobresaturación de ondas.

 Alternativas innovadoras

Evolucionando hacia una conexión WiFi segura y de calidad, se ofrecen modernos avances, entre ellos se prevén:

  • Conexiones 5G: si bien los límites del 4G LTE durarán varios años más hasta liberar los 800 MHz en 2020, ya se proyecta el 5G como la quinta generación de móviles. En la Smart City se tiene prevista esta reducción de latencia, que aumentará increíblemente el tiempo de descarga llegando a velocidades de 7,5 Gbps. Este Dividendo Digital busca liberar 700 MHz, para instalar en esta frecuencia la nueva propuesta al usuario.Una apuesta más por la sostenibilidad para estar conectados también fuera de casa con esta quinta generación, que brinda ventajas a los internautas y han sido propuestas por Huawei con velocidades hasta 7,5 Gbps.
  • LiFi: una forma de opción que compite con la conexión inalámbrica a través de luces visibles, que transmiten los datos. Su ventaja se encuentra en la seguridad, economía y alcanza 10 Gb/s, además de la combinación con las edificaciones por la red de iluminación. Aplicado en otros sectores el LiFi permite la convivencia de ambas conexiones beneficiando a los ciudadanos conectados.

Ciudades Inteligentes con Ciudadanos Conectados. Busca tu punto y encuentra tu bienestar..