Japón, una de las grandes potencias económicas mundiales, vuelve a estar en alerta sobre posibles terremotos como el del 2011. Es por eso, que algunas ciudades se preparan para el futuro y sus posibles desastres naturales. Este es el caso de Fujisawa, la llamada, Sustainable Smart Town (SST). Una Ciudad Inteligente sin olvidar que está asentada sobre «el anillo de fuego» por sus frecuentes seísmos.

Fujisawa está diseñada en base a 5 claves o servicios para sus ciudadanos. Estos son: la energía, la seguridad, la movilidad, cuidado de la salud y la comunidad, todos ellos asentados sobre unas infraestructuras y objetivos cuantitativos basados en la filosofía de la construcción, el concepto de comunidad y las actividades de las personas responsables entre otros. Porque las ciudades inteligentes tienen que ser accesibles y humanas.

A veces se nos olvida hablando de tecnologías, del Internet de las Cosas o del Big Data, de los que habitan una ciudad. Los ciudadanos son en definitiva la razón principal para poner en marcha una smart city, ellos son los protagonistas que van a participar en este modelo de gestión. En Fujisawa, los bancos pueden convertirse en fogones si se estima oportuno, las alcantarillas esconden retretes y los paneles solares proporcionan electricidad en momentos de emergencia.

Todo está diseñado para ahorrar energía y la ciudad pretende estar finalizada en el 2018 y convertirse en un modelo a seguir, aprovechando los Juegos Olímpicos en Tokio en el 2020. Las claves no están enfocadas tanto en la construcción en sí, sino en el tipo de comunidad, en un estilo de vida inteligente y sostenible en la que intervienen necesariamente, soluciones tecnológicas. Un estilo de vida en el que los residentes son los que se benefician en todo momento de los 5 servicios clave y los niños puedan jugar con total seguridad.

¿Te gustaría vivir en una Ciudad así?.